por qué el

Director: John Hamburg
Guionistas: Jonah Hill, John Hamburg
Protagonistas: Zoey Deutch, James Franco, Bryan Cranston

En Chile no se hacen las típicas películas de los feriados, aunque tenemos 18 de septiembre, semana santa, día de los muertos y otros. Salvo en navidad, las fiestas en Chile no son sinónimo de reunión familiar, si no que de asados, tomatera, viaje fuera de Santiago y recibir santiaguinos bolseros para quienes viven en provincia. Por lo que tal vez para nosotros este tipo de películas no deberían tener un significado especial, salvo si se trata de una buena cinta, que no es el caso.

«¿Por Qué Él?» Nos cuenta de Ned Fleming (Cranston), señor a la antigua, dueño de una imprenta a punto de quebrar debido al creciente negocio online, que viaja a California a conocer a Laird Mayhew (Franco), futuro prometido de su hija Stephanie (Deutch), un billonario de Silicon Valley muy deslenguado, lleno de tatuajes y que a la hora de hablar de su relación con Stephanie, sólo se refiere a su vida sexual, de la forma más explícita e incómoda posible.

foto1

Tal vez sea por mi avanzada edad y que mis yernos son bacanes y jamás se portarían como Laird, que esta película me molestó desde el principio. Es difícil creer que una persona como Stephanie, estudiante de Stanford, activista medioambiental,  mujer independiente, se sienta atraída hacia esa personalidad machista, insoportablemente básica y burda de Laird. Lo peor es que él es así sólo porque puede, porque sus millones se lo permiten y porque si fuera cualquier otro tipo, sin esa cuenta bancaria, seguro pasaría por un roto desubicado y Steph jamás pondría sus azules ojos en él.

Si bien Robert de Niro hizo “Mi Abuelo es un Peligro” (2016), y sabemos que Bryan Cranston es también un actorazo, no sé si puede hacer lo mismo, porque me parece que aún no se gana el derecho de hacer este tipo de películas, tan, pero tan lejos de su nivel. Tanto, que ni siquiera su participación le suma puntos. Con respecto a James Franco, es especialista en este tipo de personajes, por lo que su Laird no es novedoso ni mucho menos interesante. «¿Por Qué Él?» Es de esas películas que uno no entiende por qué las hacen, situaciones muy poco probables, chistes malos y de mal gusto, personajes poco creíbles, incluso actuaciones forzadas y un cameo demasiado innecesario que no le agrega nada a la trama, al contrario, se siente forzado y está lejos de causar el impacto que debería.

foto-2

Como si todo esto fuera poco, los subtítulos son en «shileno». El personaje de Laird tiene buenos subtítulos, si yo tuviera que interpretar con chilenismos todas las estupideces que dice, me parece que lo hubiera traducido tal cual está. No así Ned, a quién también subtitulan con chilenismos, mientras que él habla en un muy educado inglés, sin modismos y sin el famoso slang gringo.

Para terminar debo decir que tengo claro que no todas las películas deben ser obras de arte ni mucho menos, pero cuando me prometen una comedia irreverente, yo creo que al menos me voy a reír harto, espero situaciones divertidas y una historia al menos simpática. Pero cuando me atacan durante casi dos horas con chistes fomes y de mal gusto, y pretenden que yo enganche con una historia donde este pobre padre (la madre aquí importa cero) debe aceptar al novio de su hija regalona, quien no deja de hablarle del extraordinario sexo que tiene con ella, que si dice cuatro palabras dos son garabatos y dos son obcenidades, que se sobrepasa en todo, no escucha a nadie, pero que al parecer tiene buen corazón y el gran y poderoso atractivo que le dan sus billones, entonces yo prefiero cerrar la puerta por fuera.

Por Marisa Zúñiga.