Pelea en el Barro “Pasante de Moda”

Share Button

No siempre que vamos al Cine estamos de acuerdo en cuanto a qué nos pareció la película vista. Cuando Alepin y Peter von Llantua vieron The Martian, se fueron a los golpes y nació la sección: Pelea en el Barro (que quedo en batallas internas, lo lamentamos por ustedes)

Esta vez, nuestras queridas integrantes: Mariza Zuñiga y Sarita Ahumada fueron a ver Pasante de Moda (The Intern) y tampoco han logrado ponerse de acuerdo, ambas escribieron que les pareció y se lo dejamos en el siguiente enlace para que tengan dos puntos de vista de la misma película. ¿A quien apoyará más el publico? ¿Cúal de ambas vencerá?

Ready, Set… FIGHT!!!!

bloggif_55d3634e95d00

(La vida también puede empezar después de los 70’s)

Nancy Myers nos tiene acostumbrados a un género que los gringos llaman “Chick Flick”, o como diríamos por estos lados: “Películas de minas”. Nos ha acostumbrado a comedias sobre el amor. Y el amor es un tema universal. Ya lo dijeron los fab four: “All you need is love”.

Desde 1980. Nancy Myers nos está contando Comedias sobre mujeres y lo que supuestamente queremos necesitamos u odiamos.

En Baby Boom ( Quien llamo a la cigüeña”) Diane Keaton se enfrenta a las dificultades de la maternidad y tratar de conciliar su rol laboral y sus exigencias. Detrás del humor aparece una crítica al doble standard del trato laboral y sus diferencias entre hombres y mujeres.

En “Alguien tiene que ceder” El tema son las diferencias de edad en las relaciones de pareja. Este es un tema aún, en muchos lugares en donde nuevamente nuestra cultura machista latinoamericana felicita al hombre mayor que tiene de pareja a una chica joven . Pero no ocurre lo mismo cuando es un joven enamorado de una mujer mayor.

En enamorándome de mi Ex. Nos ponemos en el lugar de Meril Streep en la incómoda situación de ser la amante de su ex.

En general y con sentido del humor elegante y sutil, las dificultades de parejas adultas.

Imposible no identificarnos con algunos de estos personajes que en el fondo y a pesar de su historia, de su edad , de sus errores, solo quieren ser amados.

pasante-de-moda-resena

En Pasante de moda   (The intern) , Robert de Niro es un jubilado de más de 70 años, viudo, que hace yoga, camina, va a funerales… y se aburre. Es un hombre inteligente activo y capaz. Decide entonces postular a un programa de pasantías ( “ alumno en práctica “) para seniors.

El lugar es una empresa muy cool, de venta de ropa por internet. Muy exitosa en donde trabaja mucha gente y donde casi están colapsados de éxito!

La Jefa es una chica. Jules ( Anne Hathaway) que dirige con astucia y profesionalismo una empresa que se ha convertido en una gran empresa, con todas las complicaciones que eso trae. Es casada tiene una hija encantadora y han decido de común acuerdo con su marido, que el se ocupará de la niña y de la casa.

Ben (De Niro) es capaz de generar vínculos y ser un gran aporte en la empresa llena de hipster Establece relaciones cordiales con todos y finalmente se convierte en el brazo derecho de su jefa. Es un aporte para todos.

Además es capaz de relacionarse bien con sus compañeros, con la tecnología, y llega a ser querido, necesario y fundamental para la empresa y sus compañeros.

Es una comedia liviana, en donde cualquiera puede identificarse. Se remarca la importancia de los vínculos y la esencia de amistad como soporte básico de la humanidad.

El valor de la experiencia, la calidez y la cercanía empática. Que en definitiva hace, que nuestras vidas y especialmente nuestros trabajaos se conviertan en experiencias gratas y crecedoras, independientemente de la edad que uno tenga.

Se agradece la aparición de Rene Russo, como bomba sexi madura y seductora.

Una bonita historia, humor ligero, humor liviano y universal, buenas actuaciones y para gente que como yo a reafirma la decisión de nunca jubilar.

Por Sarita Ahumada Gallardo

psante-de-moda

Con Robert de Niro me pasa lo que me pasó durante toda mi vida con la Selección Chilena, siempre espero que salgan campeones, porque siempre he pensado que el potencial está, solo que falta tomar buenas decisiones.

De Niro es uno de los mejores actores que ha producido Hollywood, con numerosas nominaciones al Oscar, por actuaciones magistrales como “El Francotirador” o “Despertares” y ni hablar de “Cabo de Miedo”, donde nos entregó uno de los malos más aterrorizadores que hemos visto y por supuesto están sus dos Oscars por “El Padrino” y “Toro Salvaje”, además de otras grandes actuaciones por las que no fue nominado, como “Buenos muchachos” y “Stanley and Iris”, por nombrar algunas. Todo eso está muy lejano en el tiempo, por años no ha habido grandes roles ni interpretaciones inolvidables, salvo la nominación del 2013 en la sobrevalorada “El Lado Bueno de Las Cosas”. Por años lo hemos tenido en comedias y dramas de poca calidad, con roles que aunque siempre bien actuados, han pasado al olvido. Con todo esto en mente, fui a ver Pasante de Moda, pensando que con el tráiler había quedado esperando más, pero con la ilusión de que los ingenieros traileristas por única vez hayan dejado lo mejor para después… no fue así.

pasante-de-moda-g1-5301

Pasante de Moda es la historia de Ben Whittaker, un viudo que decide volver al mundo laboral y lo hace como Internista de la exitosa y supuestamente chica dura Jules Ostin, interpretada por Anne Hattaway. Vemos a un de Niro de 70 años tratando de estar a la par con sus jóvenes   compañeros y regalando esa filosofía de vida siempre sabia y certera que nos dan los años, el es 24/7 todo un caballero, servicial y el mejor compañero de trabajo y el empleado perfecto. Su relación con Jules es el centro de la historia, o debería ser, porque a ratos se desvía con momentos de poco interés y tramas repetidas. Me dejó un sabor a poco, habiendo tanto donde indagar, sobre como enfrentas la soledad después que tu compañera de vida y muchos de tus amigos han partido, cómo es la vida después de los 70 años y más, cómo se adapta una persona que creció con computadores que ocupaban una pieza y teléfonos que se usaban solo para hablar a este mundo tecnológico que parece ser solo para los nacidos en este siglo, cómo son tus nuevas relaciones amorosas cuando has pasado más de 40 años con la misma persona, en fin, las dificultades que todos sabemos, no se arreglan solo porque eres encantador o porque usas un pañuelo de tela. Me parece que Nancy Meyers, su guionista y directora, se fue a lugares comunes, apeló a la sensibilidad que despierta un señor de la tercera edad tratando de abrirse paso en este competitivo nuevo mundo laboral. Meyers la hizo fácil, sin riesgos, sin ahondar y sin indagar, nos entrega una comedia salpicada con momentos de drama, aunque no me reí más de una vez ni logré emocionarme cuando debí, con una trama repetida y con giros injustificados. Porque mientras luchaba contra el aburrimiento sentía que una vez más Meyers había desperdiciado la oportunidad de entregar una gran comedia, como lo hizo al escribir “Jumping Jack Flash” o al dirigir “Lo Que Las Mujeres Quieren”, dos comedias muy distintas una de la otra, pero ambas no solo divertidas, si no que sólidas historias, novedosas y con el drama justo que necesita una comedia que tiene, al menos, la intención de quedar en el recuerdo.

En resumen , está Robert de Niro quien está genéticamente incapacitado para actuar mal y está Anne Hattaway, quien además de ser hermosa y estupenda nos entrega un personaje querible y empatizable, aunque Nancy Meyers quiso que fuera una especie de Miranda Priestly de Meryl Streep o a menor escala una Margarte Tate de Sandra Bullock, solo que no supo escribirla. No voy a decir que perderán el tiempo viéndola, pero les recomiendo que lo hagan, como dice mi marido: “cuando la den en la tv y gratis”.

Yo por mi parte me quedo con la sensación de que si Chile salió por fin campeón de América, tengo esperanzas que en un futuro no muy lejano De Niro nos vuelva a regalar una actuación inolvidable pero, esta vez, unida a una historia igual de inolvidable.

Por Marisa Zuñiga

 

Comments

comments