“Once Upon A Time In Hollywood” (2019)

Share Button

No tengo dudas de que cuando voy a ver una película de Quentin Tarantino me va a gustar mucho. En algunas se repiten las razones, en otras éstas son totalmente distintas, sólo sé que QT jamás me ha decepcionado y que no por nada, es mi director favorito de todos los tiempos. Y es que sus películas tienen todo lo que me gusta ver en el cine, grandes y originales historias, tremendos personajes, increíbles actuaciones, excelente música, locaciones perfectas. Como si todo lo anterior fuera poco, amor del mas puro y bello al séptimo arte. “Once Upon A Time In Hollywood” es todo lo anterior y mucho más, porque en ésta su novena entrega y, según el mismo Tarantino, la penúltima y como director y guionista lo entrega todo.

Pero vamos por partes y partamos desde el principio. “Once Upon A Time In Hollywood”, nos sitúa en el año 1969 y nos cuenta del momento que vive Rick Dalton (DiCaprio), un actor de la de tv venido a menos, junto a Cliff Booth (Brad Pitt) quien fuera su doble en el cancelado western de los años 50, “Bounty Law”, del que Rick era protagonista. Dalton pasa su tiempo tratando de mantenerse vigente apareciendo como actor invitado, en los distintos programas de la televisión de los 60’s y Booth sirviéndole de chofer, chico de los mandados, haciéndole compañía y básicamente siendo su mejor amigo o, como el mismo Rick dice: “siendo lo más parecido a una esposa”.

Mientras Rick se enfrenta a lo que el piensa es el final de su carrera y lucha contra un medio que ya casi no lo reconoce y al que él tampoco conoce ya más, Cliff se pasea por las calles de Hollywood viviendo el momento y siguiendo su instinto, para distraerse y no morir de aburrimiento esperando ese importante rol que ya no consiguió, debido a que tiene un pasado del que es mejor no acordarse.

Y lo que pareciera ser la historia de dos amigos que tal vez deberán enfrentar el irremediable olvido, se nos vuelve más que interesante cuando nos damos cuenta de que Rick Booth tiene por vecinos a una pareja muy famosa de la época: la hermosa actriz Sharon Tate y su esposo el director de cine, Roman Polansky. Por lo que Rick tiene obviamente la esperanza de lograr hacerse su amigo y conseguir algún papel, en una película del famoso director. Para nosotros, los espectadores, es el principio de la ansiedad y angustia, ya que nos empezamos a preguntar cómo enfrentarán Tarantino y sus personajes el que ha sido uno de los crímenes mas horrendos del que tengamos memoria, el que marcó el final abrupto y trágico de una década dorada para cine,  la música y el hippismo.

En una mezcla de realidad y ficción, “Once Upon A Time In Hollywood” posiciona potentes personajes ficticios, en medio de la realidad de mediados del año ’69, dándonos la posibilidad de respirar la misma atmósfera que rodeaba a los protagonistas de esta historia, de acercarnos a ese grupo de hippies seguidores de Charles Manson y a la vez también, seguir los pasos de la hermosísima y muy embarazada Sharon Tate y de quienes la acompañaban aquella fatídica madrugada del 9 de agosto.

“Once Upon A Time In Hollywood” es un relato que se mueve magistralmente entre la comedia y la inminente tragedia, sin las escenas de violencia con mucha sangre, ni esos sabrosos diálogos eternos a los que Tarantino nos tiene acostumbrados; pero sí es donde este talentoso director despliega toda la maestría y aprendizaje que le ha dado la madurez y el haber experimentado siempre con sus filmes. Es donde Leonardo DiCaprio y Brad Pitt están tan increíbles en sus roles, que ellos son Rick y Cliff, amigos y compañeros; tan afiatados están que olvidas quienes son en realidad y sólo disfrutas del placer de verlos juntos por primera vez, dándole vida a estos personajes que pareciera que ellos y sólo ellos pueden interpretar. Disfrutarás, además, de la excelente elección de la música y de la perfecta ambientación; si recuerdas la época sentirás la emoción de revivir lo que fue tu vida en esos años, y si eres más joven, no encontrarás mejor retrato de lo que fue aquella década.

Y por último, sólo me queda dar las gracias a Quentin Tarantino, gracias por esas miles de películas y series que viste y que hicieron que tuvieras esa visión extraordinaria para hacer tus propios filmes, gracias por no rendirte y ser la prueba de que aún se puede hacer cine original y de calidad, lejos de las sagas, las franquicias, las secuelas, los remakes y los reboots. Gracias por el amor y la dedicación, gracias por siempre sorprender y jamás decepcionar. Gracias.

Por: Marisa Zúñiga

FichaTécnica:

Director: Quentin Tarantino

Guión: Quentin Tarantino

Protagonistas: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie

Comments

comments