Enemigo Invisible (2015)

Share Button

Eye in the Sky (Enemigo Invisible)
Dirección: Gavin Hood
Elenco: Hellen Mirren , Alan Rickman, Aaron Paul .

Sin duda la guerra hoy no es la misma que hemos conocido hasta ahora. El cine nos ha mostrado con detalles grandes historias de guerra, desde las cruzadas hasta las atómicas. Hemos visto batallas con mazos, sables, pistolas, metralletas, tanques, bacterias y computadores.

EITS_07214_CROPweb

Jugué con un dron este verano. Era una cámara muy poderosa que entregaba imágenes claras y nítidas en un campo lleno de bosques. Entretenido el juguetito. De gran utilidad en sus aplicaciones positivas: cámaras de tv, eventos deportivos, control de tránsito, etc y su inevitable uso “negativo”: espiar chicas que toman el sol en sus terrazas, o directamente ser usados como armas de guerra (en este caso del tamaño de un mosquito).

Una soberbia y siempre impecable en su actuación Helen Mirren , ganadora de un Oscar, Bafta y Globo de Oro, por The Queen (2006), en su rol de Katherine Powell, coronel británica debe enfrentar a un grupo de terroristas somalíes, (Al-Shabaad) que planean un ataque en que morirán muchas personas.

STILL-02

Alan Rickman es un general, cuya mayor preocupación de ese día es llegar a casa con la muñeca correcta para su nieta. Percibimos la actuación de Rickman con la tristeza de saber que este fue su último trabajo. Murió recientemente, aquejado de un cáncer. Su actuación es impecable, expresa desprecio por los funcionarios políticos.

Aaron Paul es el joven piloto encargado de dar en el blanco. Sufrimos con él y su compañera toda la tensión de esta operación.

Enemigo invisible nos plantea un debate ético. Estamos hablando de la mayor amplitud del concepto. Del bien, del mal, de justicia, de corrección y también de “daños colaterales”. Por consiguiente, es una invitación al espectador a reflexionar.

En nuestros cibernéticos y civilizados tiempos, las batallas se dan desde un escritorio, desde un subterráneo, frente a pantallas múltiples… y con mini-drones. En un ambiente claustrofóbico y tenso pero lejos de la realidad de Nairobi. Lejos del fanatismo y del terror. Ellos saben que esta noche regresan a sus casas y a dormir en sus camas. Están en la seguridad de sus pantallas, decidiendo un evento que puede salvar a muchos y también destruir a muchos.

STILL-01web

“El fin justifica los medios”, frase esencial del pragmatismo atribuida a Maquiavelo, nos ronda durante toda la película.
Todo sale como se ha planificado, hasta que aparece en la pantalla una niña pequeña, que vende pan a los transeúntes y se instala justo en el blanco.

Desde ese momento empezamos a sufrir. La niña es un “daño colateral”.

El dilema es : ¿Víctima inocente? ¿El menor daño? ¿Hacer “lo correcto”? ¿Mal menor?
Y muchas otras interrogantes…
Cuando se habla de vidas humanas, cuando hablamos de terrorismo, cuando hablamos de humanidad y valores solo nos queda una verdad: La guerra ha cambiado, cambian las armas. Evoluciona, pero solo para seguir siendo sucia, fea, horrenda, injusta y maldita.

Por Sarita Ahumada Gallardo

Comments

comments