Olé: el viaje de Ferdinand

Olé
Share Button

El mensaje ecologista y animalista es una constante en el cine de Carlos Saldanha, desde La era del hielo hasta Rio, el cineasta de origen Brasileño que llega a los cines con Olé: El viaje de Ferdinand (A.K.A Ferdinand) película animada nuevamente protagonizada por animales y con un claro mensaje a uno de los “deportes” más cuestionados hoy en día: las corridas de toros.

Ferdinand –voz en inglés del luchador de la WWE John Cena– es un novillo que vive con su padre en un criadero de toros cuyo objetivo final es ser elegido por un torero para terminar en una corrida. Si no es elegido terminará sus días en un matadero como carne. Al no regresar su padre de estas corridas, Ferdinand escapa, es rescatado por un campesino y cuidado por su hija Nina como una mascota más. Luego de un confuso accidente Ferdinand vuelve al lugar que lo vio nacer y deberá buscar la manera de volver a escapar y evitar así el cruel destino que le espera.

Foto 1

Saldanha nos cuenta la historia sobre un personaje que se rebela al propósito con el cual es criado. Para sus pares el terminar en una plaza de toros es un “Honor” y su corta vida es lograr ser ese “elegido”. Como Ferdinand es un novillo pacifico es visto como un débil por sus compañeros.

Al igual que en trabajos anteriores de Saldanha, nos encontramos con una gran cantidad de secundarios, algunos queribles y otros despreciables, pero incluso los “villanos” de turno tendrán su aprendizaje, ya que si bien aquí hay mensaje contra las corridas de toros, el director se preocupa de no satanizar la actividad, suavizando un poco el mensaje para su público objetivo.

Foto 2

Fox animation ya había gastado del todo su franquicia La era del hielo, por lo cual se agradece que llegue con una historia y personajes nuevos. Historia sencilla pero bien contada y bastante ágil en su desarrollo, ideal para evitar que el pequeño se aburra. Recomendable para la familia en general.

Por Claudio Adn.

Comments

comments