Liga de la Justicia (2017)

Liga de la Justicia (2017)
Share Button

DC sigue buscando su camino.

Wonder Woman fue un hitazo. No solo a nivel de recaudación, en donde se lució, sino que también en lo que fue el posicionamiento del personaje y, por supuesto, el reconocimiento de su protagonista: Gal Gadot. Por otro lado, sirvió como bandera de lucha en tiempos donde el posicionamiento femenino es cada vez más importante.

Con esa mochila a sus espaldas debía cargar La Liga de la Justicia, película que reuniría lo más selecto del universo DC en el cine. A los ya conocidos Batman, Superman y la mencionada Wonder Woman, se unían Flash, Aquaman y Cyborg. Su desafío entonces no era menor, porque debía hacer cuajar personajes conocidos con otros que no tenían ninguna historia previa en la pantalla. ¿Funciona? Para alegría de muchos, la verdad es que sí. Es cierto, la película no esta carente de problemas en su narrativa y su ritmo a veces se siente demasiado frenético. Sin embargo, todo eso se compensa con una gran interacción entre sus personajes y, sobre todo, un montón de escenas que desatarán la emoción de los más fanáticos.

foto 1

En un universo que había estado constantemente en el ojo del huracán, con películas que no habían contado mayoritariamente con el apoyo de la crítica, esta Liga de la Justicia se siente como una brisa de aire fresco en el catálogo. Ojo, su gran merito no es haberse transformado en una película que replique el éxito de la vereda del frente. Por el contrario, su principal virtud es haber encontrado el punto medio entre la diversión y el posicionamiento y crecimiento de sus personajes. Nadie es dejado de lado.

Es cierto, en un mundo actual donde ya tenemos muchísimas películas de súper héroes a cuestas, es difícil sorprenderse o emocionarse. Todo parece agotado o ya visto previamente, sin embargo, hay algo en esta Liga de la Justicia que justifica completamente el valor de la entrada. Sus dos horas de duración pasan volando en base a buenas cuotas de risas, emoción y acción.

foto 2

Para cerrar, esta película sirve como perfecta conclusión a la historia de Superman iniciada con Man of Steel y continuada en Batman v Superman. A partir de ahora, DC tiene un campo abierto para desarrollar los personajes a su antojo. Tanto los nuevos como los antiguos. DC parece encontrar el camino, aún no está completamente pavimentado, pero le falta poco.

Por Keno Gallardo

Comments

comments